Traes otro perrito a casa: Cuidado con los Celos

perros celosos

¡Enhorabuena! Has decidido añadir otro miembro peludo a tu familia.
No hay duda de que un segundo perro puede ofrecer mucha compañía y diversión a tu hogar. No obstante, también es importante ser consciente de que puede haber algunos problemas de celos que debes considerar antes de hacer la introducción.
Te voy a contar algunos consejos útiles para evitar los problemas habituales con un perro celoso y hacer que la introducción de tu nuevo perro en el hogar sea un éxito.

Premios sanos y naturales para perros
Los snacks naturales para perros a base de carne desecada y huesos de origen natural son una opción deliciosa y saludable para tu mascota. Estos productos son especialmente tratados y secados para garantizar su seguridad y sabor. Los perros los adoran y son una excelente fuente de entretenimiento y nutrición.

Perro celoso

Asegúrate de que ambos perros estén saludables

Antes de presentar a tu nuevo cachorro a tu perro actual, asegúrate de que ambos estén en buena salud. Esto significa que debes llevar a tu perro actual al veterinario para un chequeo completo y actualización de las vacunas. También debes hacer lo mismo con tu nuevo perro.
La salud de tus perros es crucial para asegurarte de que puedan llevarse bien y evitar problemas de celos. Además, recuerda que una buena alimentación es imprescindible. La comida de Dogfy Diet puede ser una excelente alternativa.

Edgard & Cooper comidad húmeda de calidad
La comida húmeda para perros de Edgard & Cooper es naturalmente sabrosa y rica en carne fresca de alta calidad, sin OGM, ni cereales. Es adecuada para perros adultos de todas las razas y tamaños, incluso los castrados. Contiene pollo, pavo y despojos nutritivos para apoyar el sistema inmunológico y la salud de los huesos y músculos. Además, incluye frutas, verduras y hierbas que aportan fibra, vitaminas y antioxidantes. Está diseñada por expertos para proporcionar una nutrición óptima a partir de ingredientes naturales.

Introducción adecuada: Planifica con anticipación

Asegúrate de planificar con anticipación la introducción de tu nuevo perro en el hogar. Es mejor hacer la presentación en un área neutral, como un parque, para que tu perro actual no se sienta amenazado.
Haz que un amigo o familiar te ayude en la presentación, ya que necesitarás mantener a ambos perros con la correa y bajo control. Procura que ambos perros se conozcan gradualmente y supervisados para que puedan familiarizarse el uno con el otro.

Asignar tiempo suficiente: No dejes de lado a tu perro actual

Uno de los mayores errores que los dueños de mascotas cometen cuando introducen un nuevo perro en el hogar es dedicar todo su tiempo y atención al cachorro nuevo. Muchos, dejan de lado a su perro actual.
Es importante que continúes dedicando tiempo y atención a tu perro actual, incluso después de que hayas traído a casa al nuevo cachorro. Esto ayudará a evitar que tu perro actual sienta celos y resentimiento hacia el nuevo cachorro.

Evita los celos de un perro, trata a ambos por igual: No muestres favoritismo

Trata a ambos perros por igual y no tengas ningún favorito. Dale atención y afecto a ambos por igual. Esto ayudará a evitar que tu perro actual se sienta desplazado o ignorado.
Asegúrate de dar a cada perro su propio espacio y tiempo para jugar y relajarse. Nunca permitas que uno de los perros tenga preferencia sobre el otro.

Toma en cuenta su personalidad: Comprende las necesidades individuales

Cada perro tiene su propia personalidad y necesidades individuales. Es importante comprender estas necesidades para que puedas satisfacerlas adecuadamente.
Al introducir un nuevo perro en el hogar, debes tener en cuenta las necesidades de ambos y hacer ajustes en consecuencia. Esto podría significar ajustar las rutinas de paseo, cambiar los horarios de comida o incluso proporcionar a cada perro su propio espacio.

No fuerces la relación: Dale tiempo a tus perros

No esperes que tus perros se lleven bien de inmediato. Dale tiempo a tus perros para acostumbrarse el uno al otro. Esto puede llevar días o incluso semanas para que tus perros se acostumbren el uno al otro y establezcan una relación saludable.
Durante este tiempo, es importante que sigas supervisando las interacciones entre los perros para asegurarte de que no haya problemas de agresión o celos. Si notas algún comportamiento inapropiado, detén la interacción y vuelve a intentarlo más tarde.

Haz que sea una experiencia positiva: Refuerza el buen comportamiento

Recompensa a tus perros por un buen comportamiento. Cuando veas que están interactuando de manera positiva, refuerza ese comportamiento con elogios y recompensas.
Esto ayudará a que tus perros se acostumbren el uno al otro y asocien la interacción con cosas positivas.

Entrena a tus perros: Aprende habilidades básicas de entrenamiento

Asegúrate de que ambos tengan habilidades básicas de entrenamiento. Esto incluye entrenamiento de obediencia y entrenamiento de socialización.
Si ambos están bien entrenados, es más probable que se lleven bien el uno con el otro. Asegúrate de que ambos tengan una rutina de entrenamiento regular y que los entrenes de manera consistente.

No te rindas: Sé paciente y perseverante

Por último, recuerda que introducir un nuevo perro en el hogar puede ser un proceso largo y tedioso. Es importante que seas paciente y perseverante durante este proceso.
Si tus perros tienen dificultades para llevarse bien al principio, no te rindas. Con tiempo y paciencia, tus perros pueden llegar a tener una relación maravillosa y duradera.
Como puedes ver, al introducir un nuevo perro en el hogar, es importante tener en cuenta los problemas de celos y tomar medidas para evitarlos. Con tiempo, paciencia y perseverancia, puedes ayudar a que tus perros se lleven bien y tengan una relación duradera y saludable.

Deja un comentario